Historias de Vida | Fabián Pelleriti

 

Bueno, les quería contar mi historia, dado que sé que puede ser de mucha ayuda, para aquellos a quienes recién les han amputado un miembro inferior,  y para sus familiares.

Soy amputado bilateral de miembros inferiores, desde abril de 1983. En ese entonces tenía 19 años y me habían dado la baja del servicio militar obligatorio un mes antes. Esto fue de repente por motivo de un accidente ferroviario. De un día para otro mi realidad cambió.
Me desperté en la cama de un hospital, muy dolorido, sin saber que me había pasado. Poco a poco me di cuenta y entendí que era algo irreversible.
Mi mamá llorando a mi lado, a lo mejor fue el motor que me impulsó a seguir a delante. No la podía ver a sí. Le dije que no llorara más, que yo estaba bien.
Fueron meses duros, porque las heridas estaban muy infectadas, pero una vez que comenzaron a cicatrizar, comencé con el proceso rehabilitación.

Era momento de tomar algunas decisiones.Y había muchos interrogantes. En que hospital me atendería? Qué médico? Qué ortopedista? Cual era la forma de comenzar la rehabilitación? Que prótesis? Que pie? Que marca? Si podría volver a caminar? Si podría hacer las mismas cosas que estaba acostumbrado a hacer antes? Quien la pagaría? (en ese momento, tenía una obra social que no cubría el costo de ningún tipo de prótesis, por lo tanto, las terminó pagando mi papá).
Cualquier padre que tiene un hijo en una situación parecida a la que pasé yo, pondría todo el dinero que tiene y el que no tiene, para poder ver a su hijo nuevamente parado y caminando! Esa necesidad desesperada en muchos casos es aprovechada por algunos para hacer su negocio. En algunos casos como lo paga la obra social, no nos importa, terminan facturando valores astronómicos sin que a nosotros nos llegue un producto de calidad acorde al precio pagado. En esos momentos, no tenemos ni idea de que es un cono de enchufe, de los materiales, de los modelos y propiedades de las rodillas y los pies, si son de carbono de goma o silicona. Yo estuve en consultorios médicos, donde veía catálogos celestes de firmas de ortopedia de origen alemán, donde no te los mostraban y no te contaban que diferencia había entre una rodilla y otra o entre un pie y otro.

 

Como en todo, se paga derecho de piso y  también lo pagué. Por eso quiero compartir mi experiencia! Para que puedan aprovechar lo aprendido en estos años de doble amputado! Gracias a dios, hoy existe Internet y la información no está reservada a unos pocos! En el año 1983, no había Internet, pero hablé por teléfono a una empresa en España y me enviaron una pila como de 4cm de alto de catálogos gráficos con lujo de detalle de cómo se tenía que hacer un buen cono de enchufe, con que materiales, modelos y de diferentes  tipos de rodillas, su uso y aplicación: Esta información me la dieron sin costo alguno y sin retacear.

No quiero extenderme mucho. Hoy puedo decir en conclusión, que lo más importante está en nosotros mismos. Tenemos que mejorar lo que queda de nuestro cuerpo para poder adaptarnos a usar prótesis y eso se logra con una buena preparación física. Es muy importante no estar excedidos de peso. Luego otra cosa importantísima para tener éxito en el uso de las prótesis, es lograr una adaptación o cono de enchufe que nos sea cómodo y que permita transferir las cargas sin dolores y molestias. En esta instancia el ortopedista es pieza fundamental y con su dedicación y experiencia nos puede ayudar mucho. Lógicamente  nosotros tenemos que colaborar. Y por último es lo que viene abajo que son los componentes modulares de las prótesis. De que nos serviría tener la prótesis más cara y de mejores prestaciones, si nosotros no estamos preparados para recibirla? Si no tenemos una buena adaptación? Si los músculos no están bien rehabilitados? Si no tenemos fuerza en los brazos para soportar nuestro propio peso? Por eso digo que la solución esta en nosotros! 

Después de tanto andar y nunca bajar los brazos, puedo decir contento, que esta situación sacó lo mejor de mi. 

  • Estudié una carrera terciaria y la terminé.
  • Pude desempeñarme bastante bien y con mucho éxito en mi trabajo de joyero, que llevo adelante desde hace más de 25 años, en una empresa que armamos con mi hermano Diego (ver en www.interjoyas.com.ar).
  • Pude formar una familia con Adriana, con la que tuvimos  tres hijos, Nazarena de 14, Lucila de 12 y José de 8 años.
  • Encontré en el deporte una solución para el sobrepeso y sentirme mejor fisicamente.
  • Participo de carreras de ciclismo adaptado. (Son recorridos de 40 a 50 km en bicicleta)
  • Participo de carreras y maratones en silla de ruedas.
  • Participo de carreras combinadas de triatlón. (1500 metros nadando, 40 km en bicicleta y 10 km en silla de ruedas)
  • Estoy desarrollando modelos de bicicletas o handcycles, para la práctica del ciclismo adaptado, que es una disciplina paraolímpica. (ver en  www.rodamax.com)

y no se todo lo que voy a poder hacer en los próximos años, porque quiero vivir la vida a pleno!!! 

Espero que mis palabras les puedan servir de aliento a aquellos que están pasando momentos difíciles como son los primeros días o meses después de una amputación. No duden en comunicarse conmigo para compartir experiencias o para cualquier consulta o ayuda que  puedan necesitar referida a estos temas. Quiero también agradecer a mi familia que siempre estuvo conmigo y me bancó a morir y a Carlos Camacho de Ortopedia Sprint, que fue la persona que mejor supo interpretar en los últimos años mis necesidades con respecto a como tenía que ser mi equipamiento protésico. 

Mucha Fuerza y No Aflojen!!! Tenemos Mucho Por Vivir!!! 

Fabián Pelleriti

 

Historias de Vida | César Medina Gandía

La verdad es que llegué ustedes luego de dar tantas vueltas aquí en Córdoba, donde las Ortopedias (llamadas “grandes”) directamente se despreocupaban de revisarme a fondo y con el compromiso que mi lesión requería.

Por otra parte, las ortopedias chicas (o “artesanales”), directamente se asustaban porque sólo estaban preparadas para atender meros casos de pie plano o problemas de arco de pie…

Mi lesión se remonta a un accidente sufrido en el año 1992, que me produjo una luxación completa expuesta de rodilla, con pérdida de masa muscular, y lesión en el nervio ciático poplíteo externo. Las secuelas quirúrgicas luego de un año de tratamiento, fue un pie izquierdo en posición de equino supinado. La supinación fue corregida parcialmente por medio de la utilización de un fijador externo de Ilizarov. Desde al año 1995, mi forma de caminar resultó defectuosa y nunca pude dar quien pudiera darme un atisbo de solución para mejorar mi postura de marcha. La mala postura de fijación final de mi pie me producía escaras y lesiones permanentes.

Dar con Carlos, luego de 15 años después, fue casi al límite de mis terribles dolores y con una columna ya destruída, sin saberlo…

Llegaba decidido a amputar mi pierna después de sufrir 15 años de dolores insoportables y permanentes tratamientos contra el dolor (calmantes y derivados de la morfina que nada lograban excepto intoxicar mi estómago y mi hígado).

Tantos años de dolor y una postura defectuosa al caminar me provocaron lesiones en el nervio ciático a la altura de la 4ta y 5ta lumbar y las 1ra y 2das vértebras del sacro.

Carlos tomó a conciencia mi caso, revisó mi pierna y logró lo que ningún medicamento o accesorio ortopédico logró antes, mediante plantillas confeccionadas manualmente: Evitar la amputación, calmar mis dolores y mejorar notablemente mi postura de marcha. En paralelo, un traumatólogo especialista en columna me aconseja la intervención de mi espalda para realizar reemplazo de vértebras dañadas y fijación de la zona sacro-lumbar.

Sentí que después de tantos años, volvía a poder disfrutar de cosas tan simples que el extremo dolor impide: un buen descanso nocturno, una simple caminata... Los dolores severos han desaparecido gracias a la intervención de mi espalda y una adecuada postura de marcha con plantillas. Recurrir a Carlos de Ortopedia Sprint evitó la terrible decisión de amputar innecesariamente mi pierna, y puedo hoy gozar de una muy buena calidad de vida.

César Medina Gandía.-

Cr. César Medina Gandía

Visite nuestra WEB: http://www.estudiomedinagandia.com.ar/

ESTUDIO MEDINA GANDIA
Dean Funes 154 - EP - L. 32, 33 y 34
TE/FAX: 0351-4230387
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla